LOS ULTIMOS PECADOS QUE SE DEJAN

LOS ULTIMOS PECADOS QUE SE DEJAN


Entonces dijo David a Dios: He pecado gravemente al hacer esto....
1 Cronicas 21:8
El apostol Pablo dijo que hemos de limpiarnos "de toda contaminación de carne y Espiritu (2Co.7:1). Aunque a la gente que nos rodea le puede parecer que vivimos una vida limpia y moral, en nuestro espíritu podríamos estar anidando una actitud que desagrada al Señor. Puesto que los pecados del espíritu son invisibles, están ocultos en el corazón , tendemos a ignorarlos hasta que nos llevan a una conducta exterior que revela su presencia.
La vida del Rey David ilustra estos dos aspectos del pecado. Su lujuria por Betsabé lo llevó a cometer adulterio y homicidio, y se causó un gran dolor a si mismo y oprobio a la nación de Israel. Luego tarde en su vida, sucumbió a la incitación de Satanás de hacer un censo. Aquel acto aparentemente inocente desagradó a Dios porque David se estaba enorgulleciendo de su poder militar. Parece que hubo un cambio sútil de confiar completamente en Dios, quien lo libró muchas veces milagrosamente, a confiar en su propio poder y fortaleza.
Externamente puede parecer a los demás que estamos ganando la batalla contra el pecado, pero debemos permanecer alertas a los pecados del espíritu, sobre todo el orgullo. Los mismos nos pueden hacer tropezar y caer, incluso al final de la vida.
EL ORGULLO ES LA PIEDRA CON LA QUE MUCHA GENTE TROPIEZA
Pan Nuestro

Comentarios

  1. Hay muchas piedras con las que tropezamos constantemente en nuestro camino y el orgullo es una de ellas. Gracias Msgui por dejarnos tus interesantes reflexiones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PARABOLA DEL PAJARO

PALABRAS CORTANTES