PALABRAS CORTANTES

PALABRAS CORTANTES

Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina. Prov 12:18
El escritor del libro de Proverbios describe al necio como alguien "cuyas palabras son como golpe de espada ". Si nos referimos a la variedad de formas en que nos herimos y nos destruimos unos a otros, nuestra lengua puede ser semejante a una navaja suiza, con herramientas de múltiples filos.
Las actitudes perjudiciales, como el enojo, la irritación, la frustración y la impaciencia, e incluso la decepción, el estrés, la culpa y la inseguridad fomentan el lenguaje pernicioso. Y cuando somos cortantes con nuestras palabras herimos y dañamos a amigos y conocidos. Con razón la lista infame de las siete cosas que aborrece el Señor incluye a todo aquel que "siembra discordia entre hermanos ".
¿Cómo permanecemos fuera de esa lista? Para empezar, debemos cuidarnos de lo que decimos, La murmuración y la calumnia no corresponden, y las palabras que lastiman en vez de sanar son desagradables. También debe desaparecer la jactancia , la mentira y todas las otras formas en que usamos palabras para dañar o dividir. En cambio nuestras expresiones y relaciones deberían estar gobernadas por términos que transmitan amor y el poder sanador del perdón, la misericordia y la verdad. Despues de todo ¿Dónde estaríamos si Jesús no nos hubiese expresado palabras de amor y de gracia perdonadora?
Así que, guarda la "navaja" y usa tus palabras para ayudar y para sanar.
NUESTRAS PALABRAS TIENEN PODER
PARA CONSTRUIR O PARA DESTRUIR
Nuestro pan diario

Comentarios

  1. Despues de un tiempo he regresado con un "Tornado" que tengas maravillosos días.. un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

VUELA CON LAS AGUILAS

PARABOLA DEL PAJARO